Inteligencia artificial para interpretar las emociones del turista

Un equipo de investigación de la Universidad de Sevilla utiliza una aplicación móvil que reconoce y analiza las expresiones faciales de los usuarios tras pasar por un emplazamiento turístico. Ésta indica a los gestores cómo se siente el visitante en un momento concreto y sirve como método complementario para detectar deficiencias en un lugar de interés para el viajero o diseñar nuevas estrategias para mejorar el servicio al cliente.

Sevilla |
27 de enero de 2021

12:30 del mediodía. Agosto. Llevas todo el día haciendo turismo por una ciudad desconocida. El cansancio te abruma, pero te encanta todo lo que ves. Entras en un monumento. Firmas el consentimiento para que te saquen una foto. El guía turístico es encantador. Hace calor. Ya ves la salida. El guía te deja diez minutos para las fotos y selfies oportunas. Espera en la salida con encuestas, un trípode con un móvil y bolígrafo en ristre. Te resignas al inevitable interrogatorio.

Un grupo de amigos se hace un selfie frente al Coliseo romano. Foto: Adobe Stock.

Sin embargo, el guía ofrece un cuestionario sobre su desempeño en una escala de Likert (de “nada satisfecho” a “muy satisfecho”) y marcas la casilla apropiada. La foto, al parecer, ya está hecha y cuando le preguntas, el guía te explica que su función es comprobar cómo te has sentido al finalizar tu visita.

Así se producirían las visitas a monumentos con la propuesta de un equipo de investigación de la Universidad de Sevilla, que ha diseñado una metodología basada en inteligencia artificial para comprobar la satisfacción del usuario en un emplazamiento turístico. El sistema fotografía al turista y reconoce las emociones en su rostro tras una visita, los que permite a los gestores aplicar un método complementario a las entrevistas habituales, detectar deficiencias o diseñar nuevas estrategias para mejorar el servicio al cliente.

Entrevista o encuesta

Normalmente, tras la visita a un emplazamiento turístico se realiza una entrevista o encuesta para comprobar el nivel de satisfacción del viajero. Para ello, éste debe invertir unos minutos para rellenar un cuestionario. Los expertos del grupo SEJ620: Destinos Turísticos Inteligentes: sostenibilidad, innovación, tecnología, accesibilidad y gobernanza proponen este sistema como complemento a los tradicionales cuestionarios. “Para participar el usuario tan solo tiene que dar su consentimiento a la entrada del emplazamiento turístico. Una vez finalizada la visita, la aplicación se encarga de hacerle una foto a su rostro e identificar qué emociones está sintiendo en ese momento”, explica a la Fundación Descubre la investigadora de la Universidad de Sevilla Mª Rosario González.

Integrantes del grupo SEJ620: Elena Olmedo, Miguel Ángel Pino, Juan Manuel Valderas (arriba), María del Carmen Díaz y María Rosario González (abajo).

La aplicación, basada en inteligencia artificial, analiza una fotografía y reconoce puntos y movimientos en el rostro. De este modo, interpreta matices como las sonrisas amplias o forzadas, la tensión en la mandíbula o los ojos entrecerrados, entre otros, y así identifica emociones positivas como la satisfacción; negativas, como el enfado; o neutras, como la sorpresa.

En su investigación, los expertos solicitaron el permiso de un emplazamiento Patrimonio de la Humanidad y de los turistas que realizaban la visita para fotografiar aleatoriamente y de forma espontánea los rostros de los usuarios. Una vez finalizado el recorrido, los investigadores analizaron las emociones de los usuarios a través de un software libre que reconocía las emociones faciales en las fotografías tomadas. Además, se les pidió a los turistas que indicaran su nivel de satisfacción para comparar los datos recogidos por la aplicación con las encuestas. “Queríamos desarrollar una herramienta digital enfocada al turismo que nos permitiera analizar en profundidad cómo se siente el visitante. Con este sistema, los operadores turísticos cuentan con un recurso complementario a las encuestas de satisfacción. Por ejemplo, pueden situar la herramienta en puntos clave de la visita y, una vez comprobado cómo se sienten los usuarios, se puede mejorar la experiencia y el servicio al cliente”, comenta Mª Rosario González.

La felicidad, emoción predominante

El grupo de investigación explica que la emoción predominante en los turistas era la felicidad. Añaden que en el futuro seguirán mejorando este sistema aumentando su precisión y el tiempo de análisis durante la visita. “Hay tecnologías que, por ejemplo, recopilan información del usuario de manera continua a través de la piel. Así se recoge el dato de cómo se va sintiendo el turista dependiendo del emplazamiento en el que se encuentre o de qué se le esté contando. En este estudio, captamos la emoción en un momento muy concreto, pero si queremos detectar qué siente el turista en un espacio más amplio de tiempo, tendríamos que utilizar softwares más complejos”, explica la investigadora.

Este estudio ha utilizado una aplicación que reconoce las emociones del usuario.

Los expertos añaden que continuarán con esta línea de investigación centrándose en el diseño de dispositivos físicos y herramientas digitales que perciban las emociones humanas de manera más continua en el tiempo.

Si algo hace popular un destino turístico o un emplazamiento concreto son los comentarios y reseñas positivas de los usuarios. Con esta metodología, hosteleros, restauradores, gestores y operadores turísticos podrán mejorar sus servicios en función de cómo se sientan sus clientes.

Más información en #CienciaDirecta: Aplican una herramienta basada en inteligencia artificial para identificar las emociones del visitante en emplazamientos turísticos.



Últimas publicaciones

Huelva | 12 enero 2022
Foro Innovación y Conocimiento: Andalucía, Origen y Destino

Durante la jornada, expertos y técnicos vinculados al mundo del turismo industrial contarán su experiencia con la que los asistentes podrán descubrir el patrimonio industrial de nuestro ayer así como la industria viva que late con fuerza en nuestra sociedad actual. Este evento reúne desde procesos de fabricación artesanales ya casi extintos, pero también nuevas tecnologías aplicadas a modernas instalaciones, y oficios que se mantienen como antaño combinando innovación con el saber transmitido generación tras generación.

Andalucía | 23 diciembre 2021
La Fundación Descubre abre la convocatoria del registro nacional de promotores de turismo científico

La entidad andaluza abre su catálogo de Promotores de Turismo Científico a nuevos miembros. Los diferentes agentes de divulgación científica de todas las comunidades autónomas, tanto del ámbito público como empresas privadas, podrán sumarse al proyecto, lo que les permitirá formar parte del primer directorio de este tipo del país,  tener más visibilidad, establecer alianzas, compartir buenas prácticas y acceder a formación en su área.

Andalucía | 28 octubre 2021
Turismo científico: una alternativa real

El proyecto Turismo con Ciencia, que inició la Fundación Descubre en 2017 en colaboración con la Junta de Andalucía para buscar nuevos caminos que acercaran la ciencia a la sociedad, se abre ahora a las iniciativas del resto de España con el objetivo de avanzar así en alternativas de desarrollo profesional y económico. Asimismo, va en línea con el nuevo modelo de destinos turísticos inteligentes, aportando de este modo un nuevo escenario para la promoción de la cultura científica.

Actividad virtual | 10 junio 2021
Fundación Descubre participa en un encuentro sobre turismo científico destacando el papel de nuevos empleos y negocios para la divulgación en este sector

El webinar se desarrollará con una serie de intervenciones en la que participarán ejemplos de iniciativas de turismo científico tanto extremeñas como de otras regiones y ejemplos de cooperación entre investigadores, divulgadores y emprendedores turísticos.