Divulgación

18 de Mayo – Día Internacional de los Museos

Museos de ciencia, centros de atracción para el turismo científico

Estos centros de divulgación se convierten en verdaderos ‘imanes’ en el proyecto Turismo Científico, puesto en marcha en 2018 por la Fundación Descubre, por su capacidad de movilización hacia este nuevo segmento. La iniciativa, que ha dado el salto a escala nacional abriendo el registro a promotores de todo el país. En el Día Internacional de los Museos, miembros de la red como el Parque de las Ciencias de Granada, la Casa de la Ciencia de Sevilla, el Centro de Ciencia Principia de Málaga o el Museo Minero de Riotinto han programado actividades para celebrar la efeméride.

Andalucía |
18 de mayo de 2022

Existe una gran variedad de actividades con las que poder disfrutar del tiempo dedicado al ocio. En Andalucía hay, de hecho, una amplia oferta turística orientada a las experiencias y sensaciones proporcionadas por el acercamiento a la naturaleza, la historia o la gastronomía propia de los lugares. También, y cada vez más, al enriquecimiento cultural, que pasa hoy en día no solo por la observación de un monumento arquitectónico, sino también por el conocimiento de los avances y cuestiones que se desarrollan y que tienen que ver con la ciencia.

A esto se le conoce como turismo científico, un segmento que puede clasificarse dentro del turismo cultural y de experiencias. Su objetivo es abrir un nuevo campo de desarrollo profesional y económico que permita ofrecer a los turistas una experiencia singular basada en el conocimiento científico. En definitiva, se trata de acercar la ciencia a la sociedad a través de actividades turísticas.

Una pareja hace turismo por la ciudad.

Una de las primeras disciplinas científicas en generar este tipo de actividades fue la astronomía, dadas las bondades de Andalucía en este ámbito. Concretamente, la región cuenta cuatro destinos con la certificación Startlight: Los Pedroches, el Valle del Alto Guadiato, Sierra Morena y Sierra Sur de Jaén. Este sistema fue creado en 2009 por el Instituto de Astrofísica de Canarias y  reconoce la calidad del cielo nocturno de territorios que son ideales para la observación de las estrellas. El cielo andaluz es, además, uno de los mejores en Europa para practicar estas actividades debido en gran parte a la ausencia lumínica en un gran número de espacios naturales protegidos que suponen casi el 30% del territorio. 

Desde Fundación Descubre se pudo identificar que en algunos territorios comenzaban a crearse iniciativas sólidas relacionadas con la observación de estrellas en espacios con dichas características medioambientales y climáticas que posibilitan estas actividades. 

Es, por tanto, desde 2013 cuando Descubre empieza a trabajar en la unión entre turismo, medioambiente y ciencia, con el impulso, por ejemplo, de las I Jornadas de Astroturismo. Gracias a éste y otros encuentros se conocieron las experiencias de Chile, Centroeuropa o Portugal, que ya trabajaban en turismo científico. Se observó que era una oportunidad para la promoción de actividades de cultura científica que no dependieran de recursos económicos destinados a la investigación y la ciencia. Asimismo, se comenzaron a barajar otras posibilidades turísticas incorporando otras áreas de conocimiento como rutas geológicas, botánicas, avistamiento de aves o paseos matemáticos, que abrían paso a un nuevo nicho de mercado para el sector turístico andaluz.

En 2017 se inicia ‘Turismo con Ciencia’. El proyecto, financiado por la Junta de Andalucía, incorporó un comité de expertos en Turismo y Ciencia, que comenzó por definir el concepto y analizar más de 200 potenciales iniciativas de Turismo Científico identificadas en la Comunidad Autónoma. Además, se establecieron los criterios que deben presentar los agentes para poder declararse como promotores de turismo científico, así como las características fundamentales para que una actividad pueda ser incluida dentro de la red. También se organizó un curso de formación y se publicó el primer Manual de Iniciación al Turismo Científico. Todo esto se agrupó en una web en la que se muestran todos los promotores de turismo científico que cumplen con los criterios establecidos por Descubre. Esto permite acercar su oferta de actividad a la ciudadanía y a empresas turísticas que puedan también contratarlas.

Logo de Turismo con Ciencia.

Un sector, múltiples posibilidades

En estos momentos, Descubre ha dado un nuevo paso abriendo su ámbito de acción al conjunto del país con el proyecto Turismo Científico cofinanciado por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología del Ministerio de Ciencia e Innovación y la Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades de la Junta de Andalucía. Este registro, se abrió a nivel nacional a comienzos de este año y ya se están sumando agentes de todo el país.

Para la directora de la Fundación Descubre, Teresa Cruz, desde el ámbito de la divulgación se está desarrollando una atractiva e innovadora oferta turística basada en la ciencia. Además, las actividades de Turismo Científico rompen barreras de acceso al conocimiento, ya que pueden realizarse en lugares variados como un parque natural, una playa, un centro de investigación o en un pequeño municipio, algo que puede contribuir a la lucha contra la despoblación. También puede ser para los centros de investigación una fuente de financiación complementaria destinada a otras actividades de divulgación. 

Asimismo, establecer una red con los promotores públicos y privados de turismo científico contribuye a su visibilidad y profesionalización, más aún contando con el apoyo de la Consejería de Turismo de Andalucía y la propia Facultad de Turismo de la Universidad de Málaga. 

Museos de ciencia como promotores en la red

Dentro del registro de promotores de Turismo Científico se encuentran empresas, asociaciones e instituciones de ciencia o ayuntamientos que ofrecen actividades tan diversas como rutas botánicas, geológicas, catas de productos locales, observaciones astronómicas o visitas a yacimientos, entre otras. Sin duda, los museos de ciencia son propuestas turísticas de éxito asegurado.

Hay que tener en cuenta, según la Estadística de Museos y Colecciones Museográficas del Ministerio de Cultura y Deporte, que en 2018 más de 4,4 millones de turistas visitaron los museos de ciencia y tecnología y 1,6 millones los de ciencias naturales e historia. Sin embargo, aunque pueden ser un territorio aparentemente conocido por ellos y por los turistas, muchos se han encontrado con la negativa de sus ayuntamientos o gobiernos autonómicos para ser reconocidos como recurso turístico. Algunos, gracias a la apertura del registro a nivel nacional, han encontrado un espacio donde ser presentados como tal.

El Parque de las Ciencias de Granada es uno de los pertenecientes a esta red de promotores de Turismo Científico. Se trata del museo más visitado de Andalucía, un centro por el que han pasado ya más de doce millones de visitas. La jefa del departamento de Comunicación del centro, Cristina González, cree que los museos de ciencia actúan como agentes transformadores sociales y son el primer nivel sobre el que se pueden impulsar otras actividades como el turismo científico. “Consideramos que para este proyecto somos un socio estratégico, que contribuye a popularizar este turismo al alza para el que hay demanda”, apunta González. 

Taller “Péndulo Onda” del Parque de las Ciencias (Granada)

Para los centros museísticos, aparte de ser una vía rápida para llegar a aquellos turistas interesados, la iniciativa se ha convertido en una forma de crear sinergias y conocimiento entre ellos mismos. Así, la responsable de comunicación y relaciones institucionales de la Casa de la Ciencia de Sevilla, Erika López, considera que la unión entre todos los agentes de ciencia dedicados a la divulgación ha creado una cadena de interacciones que permite conocer qué hacen otros, valorar y aprender de ellos.

Por su parte, José Carlos Clavijo, director del Centro de Ciencia Principia (Málaga), entiende que para el museo ser parte de este proyecto es fundamental ya que permite mejorar la visibilidad de un tipo de turismo que persigue generar una actitud positiva hacia la ciencia y la tecnología, y acercar la cultura científica a la sociedad. 

Taller sobre la contaminación que el aceite provoca en los mares y océanos del Centro de Ciencia Principia (Málaga).

En este proceso de acercamiento a la ciudadanía, la unión hace la fuerza. “Todo lo que funcione en red es positivo tanto para el territorio como para los propios museos porque se pueden realizar iniciativas comunes, complementar lo que se hace o aumentar el conocimiento de lo que se está desarrollando en otros ámbitos, por ejemplo”, destaca también el director del Museo Minero de Riotinto de Huelva, Aquilino Delgado.

Día Internacional de los Museos

Precisamente para acercar la cultura a la sociedad, hoy 18 de mayo se conmemora en todo el mundo la importancia de los museos, centros que funcionan como medio para el intercambio cultural, el enriquecimiento de las culturas y el desarrollo de la comprensión mutua.

Desde los museos científicos andaluces se han programado iniciativas para celebrar este día. En el Parque de las Ciencias se realizarán dos pases por la mañana y otro por la tarde de la experiencia “Péndulo Onda”. En esta actividad se explicará cómo las ondas y los movimientos armónicos sirven de inspiración para crear a través de la física cosas bellas. Se trata de 17 péndulos, cada uno con un color, que representan los Objetivos de Desarrollo Sostenible promovidos por la Organización de Naciones Unidas, que persiguen la igualdad entre personas, la protección del planeta o asegurar la prosperidad. 

Así, para la Casa de la Ciencia de Sevilla, centro de divulgación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), será una jornada de puertas abiertas con la oferta de entradas gratuitas para todo el público desde las 10 de la mañana a 8 de la tarde, algo que desde el centro esperan que sea un aliciente para los visitantes. El museo abrirá sus puertas a sus exposiciones temporales y permanentes, entre las que destacan “Los mapas y la primera vuelta al mundo”, “Compañeros de piso. Biodiversidad doméstica” o la exposición fotográfica “La esclavitud y el legado cultural de África en el Caribe”.

Exposición “Los mapas y la primera vuelta al mundo” de la Casa de la Ciencia (Sevilla).

Para los malagueños y turistas que se encuentren en la ciudad, el Centro de Ciencia Principia propone la sesión de experimentos en vivo bajo el título de ‘Polhyedra I’ donde se realizará una primera clasificación de los estados de la materia y se tratarán, a través de varios análisis, algunos problemas medioambientales y de sostenibilidad. Uno de ellos será la contaminación que el aceite provoca en mares y océanos, en el que se establecerá de manera experimental una relación entre este líquido y la luz que llega a los fondos marinos que protege la biodiversidad presente en el ecosistema.

Por su parte, el Museo Minero de Riotinto dará a conocer el ganador del concurso de dibujo ‘Riotinto. Marte en la Tierra’, una actividad dirigida a todo el alumnado de quinto y sexto de Primaria de los centros educativos ubicados en la cuenca minera. Con esto se pretende cumplir uno de los elementos fundacionales del parque, que es iniciar siempre la divulgación en aquellos colegios e institutos de las localidades cercanas. Al fin y al cabo, tal y como señala Aquilino Delgado, se trata de difundir su propia historia.

Exposición Museo Minero de Riotinto (Huelva).

Retos del Turismo Científico

A pesar de todas las iniciativas que se llevan a cabo, desde las entidades creen que hay algunas claves que deben potenciarse. El decano de la Facultad de Turismo de la Universidad de Málaga y presidente del Consejo Asesor del Proyecto Turismo Científico, Antonio Guevara, señala que uno de los retos principales es profesionalizar el sector, para lo que es imprescindible promover la colaboración público-privada a la vez que señala el valor de innovación que la ciencia puede aportar al sector turístico andaluz

Con el objetivo de alcanzar este grado de profesionalidad, se está promoviendo la creación de una acreditación de guía de turismo científico. “De la misma manera que un guía turístico no es experto realizando un paseo geológico, un geólogo no va a ser un magnífico guía porque no cuenta con la formación correspondiente”, indica la directora de la Fundación Descubre. 

Al fin y al cabo todos estos grandes museos, pequeñas empresas, rutas, entre otros agentes deben posicionarse en la mente del cliente como uno de los posibles recursos para saciar su interés cultural. Así lo señala la directora de Fundación Descubre, que espera con ganas un gran encuentro de turismo científico que consolide y dé más fuerza a un segmento que cuenta con cada vez más peso dentro de este sector económico. 

Playas, museos, gastronomía, parques naturales, senderos y un largo etcétera al que se suman oficialmente otras actividades que promueven la cultura científica. Este registro supone para Andalucía y, desde este año, para España, un fuerte impulso para un sector turístico cada vez más especializado y que pretende ser de mayor calidad y un punto de referencia a nivel internacional.



buy metformin metformin online